Cómo embalar objetos frágiles

Ago 19, 2020 | objetos delicados

Por norma general, a todo ser humano de este planeta, en las mudanzas le pilla el toro. Y vale sí, son complicadas porque hay que tener mil cosas en cuenta, pero no debemos de dejar de hacer cosas importantes y básicas por ir con las prisas. Hay objetos que son muy frágiles y no basta con envolverlos en una toalla. Por eso hoy os traemos este artículo sobre cómo embalar objetos frágiles.

Si tienes en cuenta las siguientes pautas para embalar objetos frágiles, será casi imposible que te encuentres con tu objeto favorito hecho añicos.

¿Tienes muchos objetos frágiles?

Utiliza papel de burbujas

No utilices sucedáneos o ropa o toallas. Eso no vale si quieres que tus objetos lleguen completamente seguros. El papel de burbujas fue creado con esta misión: proteger las mercancías. Así que no hay nada en este mundo que lo haga mejor que él.

Además es económico y lo puedes encontrar en cualquier lado. Las bolsas de aire y el porexpan también valen para este cometido. Digamos que son de la misma familia, como sus primos.

Envuelve cada objeto por separado

Sabemos que esto te va a desmotivar porque es una faena envolver cada uno de los objetos por separado (sobre todo cuando se trata de platos, copas o vasos; porque en toda casas suele haber bastantes) pero así es realmente como podrás estar seguro de que los objetos llegan bien a su destino.

Si no, es bastante probable que durante el transporte – por mucho cuidado que se tenga – estos acaben rozando unos con otros por el movimiento, provocando directamente roturas o marcas por la fricción.

La caja es la clave

La caja escogida para el transporte es otra de las claves sobre cómo embalar objetos frágiles de la mejor manera posible.

Es de vital importancia que las cajas empleadas sean resistentes y duraderas. Las mejores para llevar a cabo el transporte de mercancías frágiles son las cajas de cartón corrugado (las que tienen dos capas finas de cartón y en medio una capa de cartón ondulado). Éstas están preparadas para todo, son algo así como las todoterreno del mundo de las cajas.

No utilices dos cajas de cartón fino una dentro de la otra, parece que al ser dos protegen algo, pero no.

Rellena los huecos de la caja

Utiliza papel de periódico o el que tengas por casa para rellenar los huecos que queden entre unos objetos embalados y otros. Siempre quedarán pequeños huequecitos y si los rellenas marcarás sin duda la diferencia. Así todo permanecerá completamente inmóvil y encajado.

Utiliza cinta de embalar

Un celo normal y corriente de papelería no es suficiciente ni recomendable para cerrar tus cajas embaladas. Es el último paso pero el más importante. Y es que no sirve de nada embalar todo súper bien si luego no cierras bien la caja. ¡Podría caerse todo!

Por eso, debes utilizar cinta específicamente diseñada para embalar.

A priori, si sigues estos consejos, no deberías tener ningún problema y todos tus objetos llegarán sanos y salvos a su nuevo destino. Si de todas maneras quieres contar con la ayuda de un servicio de mudanzas profesional (algo que, obviamente te recomendamos), no dudes en contactarnos.

Solicita tu presupuesto sin compromiso ahora

Rellena el formulario con tus datos y te llamaremos a la mayor brevedad

Call Now Button